La cuestión va más allá de la misma ecuación de Shakespeare, y realmente me arriesgo a decir que el Talento es una de nuestras principales búsquedas después de la Felicidad. Igual es una búsqueda inconsciente, aun así, es una búsqueda. Por otro lado, los Talentos juegan un papel fundamental en lo que podemos llamar “el propósito de la vida”, una labor que hemos venido a realizar, experimentar y aprender.

¿Cómo podemos estar en contacto con nuestros verdaderos talentos?